top of page
Buscar
  • Foto del escritorPeople Awareness México

¿Marzo, el mes de la inclusión de la mujer en el mundo actual?

Esta entrada es para todos ustedes lectores, con la finalidad de que, como yo lo hice, puedan reflexionar un poco acerca de la pregunta que estuvo rondando mi mente los últimos días ¿verdaderamente tenemos que ajustarnos o guiarnos por un mes calendario para favorecer la inclusión de la mujer en la sociedad y, específicamente en el ámbito laboral?


Desde mi punto de vista considero que esto no es así, la inclusión y equidad son justamente valores que no se ciñen únicamente a una fecha o a un par de campañas que se realicen para concientizar a la sociedad sobre la importancia de este tema. El poder realizar esta inclusión requiere, de una visión distinta, una modificación trascendental de paradigmas que conlleve a la concreción de algo muy importante, un cambio de Mindset acerca del significado de la mujer en el entorno y contexto actual y, sobre todo, de constancia y sostenibilidad en el día a día.


No es para nada mi objetivo entrar al tema desde una posición que pueda considerarse “Feminista”, por el contrario, busco dar visibilidad sobre la relevancia de manejar equitativamente los géneros en nu

estra sociedad. Generar un ejercicio de reflexión para identificar los aportes relevantes tanto de un género como del otro, dando entonces como resultado el alcance de objetivos y, en la mayoría de los casos, el éxito empresarial que muchos hemos buscado.


Ciertamente no ha sido una tarea sencilla el lograr una inclusión total de la mujer en México, aún existen organizaciones que, con una visión distinta, consideran que la injerencia masculina, conlleva necesariamente a la consecución de objetivos de una manera más rápida y sencilla. Ante esto puede surgir la siguiente pregunta ¿qué podemos hacer para inspirar el cambio significativo y altamente necesario para que las empresas tomen una postura inclusiva hacia las mujeres?


A continuación, se detallan algunas ideas clave:


  1. Fomentar una cultura inclusiva desde arriba: Los líderes y gerentes deben promover un entorno que favorezca la participación de todos los miembros de la empresa, es decir, asegurarse de que todas las voces son escuchadas, valoradas y respetadas. Para ello, es necesario que tomen acciones como: promover a mujeres talentosas a cargos de mayor responsabilidad, eliminar sesgos inconscientes en los procesos de contratación y promoción y, generar oportunidades de desarrollo profesional para todo su equipo.

  2.  Implementar políticas y programas de apoyo: Es crucial que las empresas reconozcan y aborden las barreras estructurales que llegan a enfrentar las mujeres en su lugar de trabajo y que, en muchas ocasiones, hace que sacrifiquen su vida profesional por la responsabilidad personal que tienen con sus familias; de ahí entonces la importancia de proporcionar recursos y apoyos necesarios para alcanzar su máximo potencial.

  3. Fomentar la Mentoría: Esto como herramienta poderosa para ayudar a las mujeres a avanzar en sus carreras profesionales y acortar la brecha de género que existe principalmente en posiciones de liderazgo.

  4.  Celebrar logros alcanzados: Es importante reconocer y celebrar los logros obtenidos, tanto grandes como pequeños, con el mismo ahínco para todos los miembros del equipo, recuerden que todas las aportaciones son valiosas y cada uno de esos logros contribuye, en un determinado aspecto, al éxito de la empresa como tal.



Es importante aclarar que estas acciones no son exclusivas de los líderes de las organizaciones, son esfuerzos en conjunto que deben realizar las empresas para generar un entorno en el que todas las personas se sientan valoradas, parte de la organización, útiles y, sobre todo, que sepan que sus acciones son parte de lo que en el día a día puede considerarse exitoso en lo que ellos llaman “Su empresa”.


Me gustaría cerrar esta aportación entonces con la siguiente pregunta ¿Debemos esperar al siguiente mes de marzo para continuar mirando campañas de comunicación y solicitudes masivas de reflexión, igualdad e inclusión para verdaderamente generar ese cambio en nuestra mente, en el entorno actual y en el mundo en general?


No esperemos las campañas del año entrante para valorar y resignificar el papel de la mujer en el ámbito laboral y profesional; ésta debe convertirse en una tarea cotidiana y esmerada para generar un futuro más igualitario, diverso, significativo y duradero.





Escrito por Alejandra Fierro

Comments


bottom of page